domingo, 22 de noviembre de 2015

Fotómetro externo, sus ventajas


Ahora se acerca la época de Reyes y al que le guste la fotografía en profundidad, la compra de un fotómetro externo puede ser algo interesante ya que es algo que va hacer que las fotos tengan otra luz y además sea más difícil equivocarse, por ejemplo en retratos donde la ventaja de estos es clara.



Tengo no obstante que decir, que el fotómetro interno de la cámara es estupendo en la mayoría de los casos 90 por 100 de las veces es efectivo, pero este no ha sido diseñada para trabajar con contrastes muy fuertes o con iluminación muy fuerte que sea direccional. En cambio un fotómetro de mano externo a la cámara si puede medir con precisión situaciones excepcionales como estas que acabo de comentar que están fuera de ese 90 por 100 que hablaba, pues miden la luz incidente que cae sobre el objeto que se va a fotografiar.

Las dos formas de medición que se usan son: incidente y reflejada, os las dibujo aquí y así seguro que lo veis muy claro.


En el primer caso se mide la luz que llega al modelo de la foto directamente de la luz que es la fuente, este sería el caso del fotómetro externo. La segunda mide la luz reflejada en el modelo y eso es lo que mide el fotómetro de la cámara.

En la medición por luz reflejada se supone que la reflexión media de todo los que ve la cámara es de un 18 por 100, como todos los fotómetros de las cámaras están calibrados con este parámetro, cuando se determina la exposición en función de nuestros ajustes (ISO, diafragma, etc.) la cámara genera una imagen que corresponde como si todo fuese un “gris” de ese 18 por 100 mencionado.

Claro esto no es verdad siempre y lo vais a entender inmediatamente, por ejemplo pensad cuando se hace una foto a la nieve o a una cosa muy blanca que no refleje el 18 por 100 de la luz, si no que refleje la luz un 90 por 100  de hecho en la nieve tenemos que ponernos gafas para que no nos haga daño el gran reflejo que hay y eso irremisiblemente engaña a la cámara acostumbrada a ver todo como un 18 por 100 de reflejo. ¿qué pasa entonces en la foto? pues que sale oscura, ya que ese blanco que refleja tanto la cámara le lleva directamente a un gris.

En estas las dos fotos siguientes se ve este efecto, donde predomina un blanco y está iluminado con una luz fuerte.

La primera fotografía está claramente subexpuesta porque la cámara aplicando la medida de su fotómetro lleva el blanco a un gris


Y la segunda ya en cambio está bien expuesta, el blanco es blanco perfecto, y se ha logrado esto compensando en +1,5 puntos la exposición debido al "fallo" del fotómetro, hemos tenido que intervenir nosotros.


En la medición de la luz directa esto no pasa con el fotómetro de mano, porque no mide como el de la cámara, mide la luz directa y sabe que hace.

Un fotómetro de mano puede darnos estas ventajas en nuestras fotos:

1)      Medimos donde no podemos hacer con una cámara de fotos.    
2)    Se pueden medir relaciones que se tienen de contrastes en una misma imagen. Esto es muy importante para no saturar el rango dinámico de la cámara ahora veremos un ejemplo.
        3)   Se ve bien la subexposición o la sobrexposición de la imagen.
¿Cómo medimos con un fotómetro de mano?
Para hacerlo sencillo lo voy hacerlo con un ejemplo que es como mejor podemos entender esto, para eso comprobaremos con un fotómetro de mano que en la siguiente situación que explico seguidamente el margen de luces es bueno y así la foto nos va a salir muy bien.
Imaginemos que deseamos hacer un buen retrato de una persona que está cerca de una ventana y detrás hay una lámpara con una luz normal y no hay más luz que esa. La luz le está llegando de forma lateral a la persona.

Esta es la situación:

Vamos a trabajar a ISO 100 y una velocidad de 1/125 seg para evitar trepidaciones, también ponemos que es una medida continua de luz (no es flash), normalmente esta situación se ve por un sol en el fotómetro y ajustamos estos valores en el fotómetro.

Si ponemos el fotómetro de mano delante de nuestro sujeto y orientado hacia nuestra cámara y ahí no está la luz principal, hay que saber que el fotómetro mide en ese caso no solo la luz sino también las sombras de forma ponderada, por lo que puede hacer que nuestra foto quede sobreexpuesta y el retrato salga mal, por lo que esa no es la forma de medir.

¿Cómo actuamos entonces?

Lo que se suele hacer para esta situación lumínica son tres medidas, la primera se hace llevando la bolita que tiene el fotómetro por donde mide la luz, y apuntar directamente a la luz fuente que se tiene poniendo la mano por detrás para que no le de otro tipo de luz, eso sí, sin tapar para nada la luz que mide, si la luz viene por esa ventana tomamos la medida, imaginad que medimos y nos da un diafragma de f:16, como se ve el fotómetro marca lo que se ajusto

ISO: 100
Velocidad: 1/125 seg


y nos da un valor de diafragma de f:16

Ahora pasamos a medir las sombras, medimos a la sombra y nos da f: 8 esto significa que la luz esta 2 diafragmas por encima de la luz más baja que en este caso son las sombras.

Medimos ahora lo que hay detrás de nuestra modelo y nos da f:11.

Si vemos el máximo contraste (Diferencia máxima de "potencia" de tonos de luz) es el de la luz de la ventana a la sombra con una luz 4 veces más fuerte (son dos diafragmas), y la del fondo sólo es una relación de dos.

Hay que repetir las medidas algunas veces para que sepamos que es la medida buena.

Nos queda esto:


La luz principal será entonces nuestra referencia de nuestro esquema de luces y como hemos medido que hay dos pasos como mucho de contraste, la cámara podrá hacer la foto de forma estupenda porque el rango dinámico de la cámara suele ser más grande y puede perfectamente representar lo que se desea fotografiar.

Si se hubiese visto por ejemplo que entre la luz principal y la sombra hay más de 4 diafragmas, habría que usar un pequeño flash de relleno para las sombras y así no saliese la cara demasiado contrastada.


El ajuste de la cámara medido por el fotómetro externo será entonces de: f: 1/125seg ISO: 100 que teníamos ajustado mas el diafragma el de la luz principal f:16, con esto no quemaremos el retrato y además la cámara podrá recoger muy bien los matices de luces, porque tendremos medido el máximo blanco.

Como se ve es fácil medir en situaciones complejas como esta de tres luces, en situaciones normales donde la luz es una y más fuerte que todas por ejemplo al exterior en un paisaje, simplemente se mide hacia ella y ya está.


Otro ejemplo de una situación normal y uso del fotómetro de la cámara en comparación con el fotómetro de la mano.

Esta primera fotografía está hecha con la cámara ajustando el fotómetro en modo matricial, hay bastante contraste entre las luces y sombras.


Pero como veis ha salido algo sobreexpuesta ya que no se ven detalles de las hojas por ejemplo, aunque es cierto que se puede retocar ya que era un RAW y se puede arreglar.

Y ahora la misma pero usando el fotómetro de mano, como veis la imagen está más compensada y por supuesto no hay zonas quemadas, y es que con el fotómetro de mano es muy difícil que esto ocurra.


Por último decir que también se puede medir la luz del flash, simplemente ajustando esta opción en él y disparar el flash después. El fotómetro medirá y memorizará la luz que ha captado y nos la mostrará. Es igual de simple y se hace igual que la luz continua, sólo que hay que decírselo al aparato mediante un ajuste, llevándolo al rayito que todos tienen.

¿Cómo son los fotómetros?

Los hay de muchas clases y más o menos complejos, algunos hasta miden también la luz indirecta por un objetivo que tienen. Estos por ese ocular ven la medición de luz reflejada por si hace falta. También los hay ya de alto nivel que miden la temperatura de la luz en Kelvin


Los normales no tienen esa posibilidad, y miden la luz incidente solo.


Los más simples no cuestan demasiado, y son un complemento muy interesante si se desean buenas fotos de estudio o simplemente que la exposición sea correcta.

Espero que con estas líneas podáis entender un poco mejor este aparato.

Una Nueva Noticia

Quisiera comentaros que he sacado unos nuevos apuntes que seguro os puede interesar tratan de como manejar en datalle una cámara Réflex:


Aqui podeís verlo y lo podeis conseguir por muy poco son mas de 230 páginas con todo lo que debes saber de tu cámara réflex, es un buen regalo de Navidad :-) en oferta.


Espero que os guste esta dedicado a todos los que os gustan las cámaras de fotos.

9 comentarios :

  1. Muchas gracias Vampy, mas completo que un manual y nada burrido, como siempre nos haces mas y mas amena la fotografia

    ResponderEliminar
  2. Gran artículo, yo todavía tengo uno que lleva un nucleo creo que de silice y una aguja imantada sobre una escala de valores, algún día subiré una foto, vamos un auténtico dinosaurio. Por cierto he recibido tus dos últimos libros de apuntes y fantásticos como siempre. Y mi pregunta: Para cuando un artículo sobre las tarjetas gráficas? Es un tema que veo con frecuencia a los fotografos profesionales -algunos amigos- y la verdad es que me gustaría probar.
    Un saludo y una vez más gracias, gracias, gracias.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdon quise decir tabletas gráficas de retoque -wacon...

      Eliminar
    2. SI es algo que tengo que escribir, de hecho tengo una y hasta que acerte fue un calvario, pero ahora con las nuevas la cosa esta muy bien.

      Eliminar
    3. Te lo digo porque he visto que han lanzado la Wacom Intuos Photo, pequeña, asequible (sobre 90 €)y según lo que he leído muy intuitiva, tanto que incluso hay gente que la sustituyó por el ratón, pero claro nadie explica las cosas como tú además con rigor e independencia ;-)

      Eliminar
  3. Esa no la conozco pero yo creo que ahora cualquiera puede servirte yo la que tengo es barateja y va muy muy bien y por supuesto substituye al ratón.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, el post es muy bueno y la explicación sobre el uso del exposimetro es muy clara, se lo voy a recomendar a mis estudiantes.

    ResponderEliminar