sábado, 16 de junio de 2018

Hoy toca hablar del fotómetro de la cámara

Hoy voy a hablar del fotómetro, que es esa parte de la cámara que se encarga de medir la luz y decirle a ésta que velocidad y diafragma es el recomendado, para disparar en función de los ajustes que se hayan colocado en la cámara.

También hablaré del fotómetro en el sentido de comprobar que su funcionamiento sea el correcto.
Hay muchos tipos de fotómetros, los externos de mano muy precisos y recomendables para fotos muy especiales, y los internos que van acoplados a la cámara,  estos últimos son los que usamos casi todos y es de los que voy a hablar.

El fotómetro ( Este termino en su etimología, esta compuesto del griego “φωτος” (phōtos) luz y “μετρον” (metron) que quiere decir medida o aparato que se emplea para medir)  y por tanto mide la cantidad de luz de la escena, luego además teniendo en cuenta lo que le indican los parámetros ajustados de la cámara se realiza  un cáculo interno para obtener la velocidad de disparo o el diafragma a colocar para que la foto responda a esa luz medida.

La siguiente figura muestra la estructura de un fotómetro interno de una cámara de forma simplificada para que asi veamos todos como funciona.

Fijémonos que la cámara puede ajustar diferentes tipos de medición de luz y eso hará que la medida se trate de una forma u otra, por ejemplo, si tomamos la medición puntual, usará el algoritmo de cálculo 3 (que lleva la cámara en su firmware)  que es diferente al 1 que es para la medición matricial
Pero también es necesario para obtener la exposición que tome diferentes informaciones de la cámara como por ejemplo:

  • La sensibilidad ISO programada, que hará que el fotómetro para una misma intensidad de luz de entrada, responda con velocidades o diafragmas  diferentes para cada ISO, adecuándose así a esa sensibilidad.
  • La información de enfoque.
  • etc.
El fotómetro dará dos salidas:

1) Una que es informativa para el fotógrafo, donde le dice que velocidad de obturación y diafragma que aconseja poner o si se le fija uno de estos, darle el otro,

2) Y otra información directa a la cámara para que así en el momento de disparo seleccione en el obturador y diafragma los parámetros correctos del disparo.



Daros cuenta que he dicho “informativa” ya que en cualquier cámara réflex  o no, este valor puede variarse con simplemente ajustar la compensación (por ejemplo).

El fotómetro interno de la cámara, mide la luz reflejada que le llega desde el sujeto que está enfocando.



y no de la luz directa que hay en la escena, sino la luz reflejada en promedio un 18%.

Esta referencia del 18 por ciento de reflexión media es algo que las cámaras entienden muy bien, de hecho es un patrón que impuso Kodak, y los fotómetros están calibrados para dar siempre una exposición intermedia de acuerdo a esta reflexión haya mucha o poca luz.

Los fotómetros por tanto asumen siempre que están leyendo una imagen media con una reflexión del 18 por ciento, que suelen ser además el 80 por ciento de los casos, por lo que puede decirse que es válida su forma de medir en ese tanto por ciento; en el resto, será el fotógrafo el que deberá ayudar a la cámara compensando la exposición.

Hay dos excepciones donde el fotómetro comete un cierto error y es cuando la cámara mide en zonas muy iluminadas o poco iluminadas, ya que en esos casos deja gris la foto.

Esto es fácil comprobarlo en la cámara con un simple experimento y tres tarjetas, una gris del 18%, de luz reflejada, otra negra y otra blanca, como las que muestro seguidamente.



Por cierto que os aconsejo comprar encarecidamente, valen muy poco y son interesantes de tener.

Si se realiza la foto a la tarjeta blanca (sólo a ella) debido a este diseño del fotómetro, la imagen sale grisácea, ya que la cámara intenta llevarla a ese gris estándar.



Para poderla realizar bien hay que compensar la imagen en la cámara del orden de 1,5 puntos y haciendo esto la foto quedaría ya de forma correcta.



Esta es la típica situación de cuando se realiza una foto en la nieve, la imagen si no se compensa saldrá oscura.

De todas formas no hay que preocuparse demasiado porque en general en el 90% de las situaciones el fotómetro resuelve bien este tema, pero si hay que conocerlo para saber que en ese 10% de fotos restantes, es necesario realizar alguna compensación como la mostrada o similar.

Este número 18 por ciento es muy curioso. ¿ Sabéis por que es un 18 por ciento y no un 22 por ciento, por ejemplo? Bueno pues viene de cuando se pensó en diseñar un aparato que midiese la luz, ¿Qué hicieron los ingenieros de aquella época?  Empezaron a medir con este nuevo aparato montones de situaciones diferentes de luz, mucha luz, poca luz, luz intermedia, y vieron que la mayoría de las situaciones medidas eran situaciones que tenían mucha variedad de tonos y calcularon este número que siempre parecía igual, con una fórmula muy curiosa que en otro momento explicaré, pero que se basaba en ver las reflectancias de las diferentes zonas de la imagen.

Ahora,  ¿no os surge la curiosidad de saber si vuestro fotómetro esta bien? ¿no lo habéis pensado nunca? yo desde luego si, porque lo mismo lo tenemos cascado y no nos enteramos y estamos por el mundo o compensando mucho o con fotos algo desviadas.

La verdad es que es muy sencillo verlo, simplemente haciendo una foto, con medición puntual (por ejemplo) a una tarjeta de referencia gris y ver que en el histograma el tono gris de la tarjeta esta justo en el centro del Histograma, ¿veis? es muy facil ...¿o no'?..bueeeeno os explico como se hace, para que no digáis.

El experimento sería así:

1) Ajustamos la medición puntual en la cámara:



2) Enfocamos con la cámara a la tarjeta gris, no hace falta que el foco sea perfecto, simplemente que la tarjeta este bien encuadrada y no entre nada que moleste, ni reflejos, ni cosas así:



3) Hacemos que la medición cubra la tarjeta, y como se ve en el live view ya se ve el Histograma centrado el tono gris, pero siempre es mejor verlo luego en un programa especializado, por una serie de razones que aquí no explicare por su complejidad.

4) Pasamos la foto a, por ejemplo, DPP 4.0 y ya véis un gris perfecto y centradito como deseaba, eso quiere decir que el fotómetro de mi cámara esta muy bien calibrado.



Lo podéis ver también en CamaraRaw, es lo mismo, el histograma está centrado perfectamente.


Como vemos el Histograma está centrado perfectamente, desviaciones de +/-1/6 de punto no son importantes.

La desviación que pueda tener el fotómetro si no está centrado, se pueden ver simplemente en el mismo histograma ajustando con el control de exposición lo necesario para centrarlo, esa exposición ajustada sería la desviación del fotómetro. ¿a que es fácil?

Esto es una forma sencilla y aunque no es precisa al 100 por 100, si lo es para nosotros los aficionados medios.

Espero que así conozcais un poco mejor esta parte tan importante de la cámara.

Si te gustan mis entradas ¿has visto mis libros? los tienes aquí por muy poco , sólo te costarán entre 3€ y 5 €,  menos que una cerveza, por favor considera comprarme uno de ellos, de esta forma me ayudarás a mantener esta WEB  y  asi poder seguir con mis entradas para todos vosotros. Los libros además verás que están muy bien hechos y aprenderás con ellos, piénsalo :-)

http://solofotography.es/mis-apuntes-pdf
Pásate  por el enlace y échalos un vistazo.

4 comentarios :