viernes, 2 de septiembre de 2016

Componer una imagen

Una de las mejores cosas de la fotografía para mí y seguro que para vosotros es que la fotografía nos da una libertad enorme cuando miramos por el “agujerillo” del visor y podemos decidir nosotros que capturar, de hecho nada más comprarnos la cámara ya vamos enseguida a fotografiar algo de forma rápida y ver que tal sale. No me digáis que no, porque no me lo creo que no lo hayáis hecho.

Pero también os habréis dado cuenta muchas veces, que por eso de disparar por disparar no siempre obtiene el resultado que deseamos, y no me refiero a que no hayamos enfocado bien o a que no calculemos bien la luz en la imagen, me refiero a algo un poco más transcendental  y es que la foto que hacemos no tiene ese “algo” o no “cuadra lo que vemos” en nuestras sensaciones,  en fin es una sensación de como digo "faltar algo" o no haber hecho "algún paso de la toma bien".

Cuando alguien me plantea esto siempre digo que quizás lo que se nota es que falta componer la imagen para que de esta forma exprese algo más que sólo la simple toma y claro, ya entramos en el terreno de la sensibilidad fotográfica que no sólo es disparar. Realmente como en toda materia el seguir un cierto camino ayuda a llegar mejor al sitio que andar sin razón.

Un ejemplito seguro que nos aclara esto que intento contaros de forma rápida, eso sí, lo voy a exagerar un poco ¿me lo permitís? creo que así, si me permitís esta licencia los que menos sabéis sin hablar de tecnicismos ni reglas os introduciréis rápido en la idea que quiero comunicaros, que recordad es que las fotos quedan no todo lo bien que desearíamos ¿vale?

Para esto mirad las dos fotos siguientes y decidme de verdad cual no está para vosotros  bien, aunque se vea casi lo mismo. El tema es un señor que está en el campo, por favor miradlas y no leáis después hasta que no las analicéis bien.







¿Habéis ya analizado la imagen? fijaros que en realidad es exactamente lo mismo lo que hay, pero claramente la segunda la rechazan más a los ojos que la primera, en esta segunda como que se ve al hombre encajonado, no tiene casi espacio ¿verdad? y esto nos choca sin saber nada de reglas, ni de técnicas, ni de nada.

Vamos a esta otra fotografía, quizás un poquito más difícil, pero vamos a intentar confiar en nuestros ojos, aquí es lo mismo lo que se ve es exactamente igual en las dos fotos un amanecer de los muchos que seguro ya habéis fotografiado, veámoslas:

En la primera el sol centrado, el horizonte centrado.



Y ahora esta segunda, donde el sol está en un lado y el horizonte más alto.



¿Cual os parece más acertada?. la esencia es la misma ¿Os gusta más la primera?, ¿la segunda?, ¿qué os dice vuestro ojo?  aquí normalmente la gente en un 70% dice que le gusta más la segunda y el 30 % la primera, ¿por qué? pues porque  la segunda tiene una relación de proporciones que a la gente en general les llama más la atención que la primera. No os importe que os haya gustado la primera y estéis en ese 30% ahora veréis que es normal también y suelen llamar la atención más desde que los propios pintores de la antigüedad ya las practicaban en sus cuadros.

Estas proporciones que hemos visto en la primera foto del señor paseando o estas proporciones que se ven en la fotografía del amanecer, es lo que se llama componer la imagen, esto es, buscar una posición de visión mejor  que destaque algo más que simplemente dejarla a lo primero que salga.

La que hemos visto del sol es la llamada regla de los tercios, muy interesante de aplicar y es tan simple como dividir la imagen como os pongo aquí y situar al objeto a destacar en uno de esos puntos rojos.



Aplicado a nuestro amanecer sería algo así:



Las cámaras ya traen estas líneas y es bueno ponerlas para que nos ayuden.

Dicho esto, parece que con esto se invitase a limitar esa libertad de la que hablaba al principio ¿verdad? ahora digo que "se hagan las fotos de una cierta forma"  y ya no parece que esa libertad este tan ahí. Sin embargo, aplicar  alguna que otra regla puede ayudarnos a hacer que las imágenes se les añada "eso" que no sabíamos al principio. No obstante hay gente que no les gusta, y no pasa nada, pensad que estoy hablando de la generalidad del tema y siempre suele ser lo más acertado.

Por tanto ¿qué os propongo?

1) Simplemente que os toméis un instante antes de que pulséis el obturador, ¿estáis seguros de que ahí es la mejor toma? simplemente quizás un paso más adelante o hacia la izquierda, puede ser mejor y fijaros que no os hablo de reglas, sino de dejaros llevar por lo que puede gustarnos y sentís, al final descubriréis que ese paso a tras o ese paso a la izquierda resulta que coincide con una de las reglas que ahora no voy a poner aquí porque las tenéis por todos los lados.

2) Estudiaros algunas reglas importantes, por ejemplo esta de los tercios es muy importante y cuadra casi siempre en retratos o tomas donde se quiere destacar algo como en esta de la torre y el Sol



3) No disparéis donde todo el mundo dispara, ¿por qué no agacháis la cámara o enfocáis hacia arriba? Lo mismo descubrís algo interesante.



En definitiva el realizar una foto tiene para mi dos componentes para mí, uno técnico que es necesario tener en cuenta: exposición, enfoque, focal, etc., y otra parte más de cada uno que debemos empezar a explotar desde el principio para así ir entrenándonos, esta parte algunos lo llaman reglas de composición, otros sentido de la toma, y yo lo defino simplemente como mirar y disparar de forma que no tengamos que decir al que ve la foto que quería representar, porque los ojos del espectador debido a como hemos tomado la imagen se irán directamente allí, si lográis esto estáis componiendo bien.

0 comentarios :

Publicar un comentario