Mis apuntes de fotografía si quieres aprender fotografía pulsa en la imagen y llévatelos.

Pulsa en la imagen para tener toda la información sobre los libros que he publicado.

Nuevo Curso procesado RAW para Canonistas

Pulsa en la imagen y entra a verlo

Curso de fotografía básica para los que empezáis, aprenderás sin esfuerzo

Pulsa sobre la imagen y tendrás toda la información sobre mi próximo curso de fotografía básica personal en Internet.

¿Quereis avanzar en la fotografía? haz este curso y avanzarás bajo mi tutela

Curso de fotografía intermedia para los que ya sabéis y queréis avanzar.

¿Tienes dudas? Ya no las tengáis. Preguntad aquí

Si tenéis preguntas o dudas, preguntadmelas aquí. Pulsad sobre la imagen.

¿Aquí podrás obtener mis libros más facilmente

Si quieres alguno o todos, simplemente pulsa sobre la imagen.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Tarjeta Gris y tarjeta blanca en fotografía ¿para qué sirven?


Como sabéis se venden en los comercios especializados de fotografía juegos de tarjetas que se usan para trabajar en fotografía, quizás los que estáis empezando no conocéis el uso de las mismas, pero el conocer su uso es fundamental cuando se desean tener colores muy parecidos a los reales sin dominantes de colores que afecten a la imagen. 

Es evidente que para obtener esto, existe un paso previo que no debéis olvidar y es partir de tener un monitor perfectamente calibrado con un colorímetro, ¿lo tenéis? de este tema he hablado ya muchas veces, es una premisa en el camino de obtener fotos con colores reales y no afectadas de esos dominantes que enturbian la claridad y el color de una imagen. No comprendo de verdad a quien se gastan miles de Euros en una cámara digital de última generación y luego el monitor lo tiene sin calibrar o ve sus fotos en cualquier monitor.

Volviendo a estos juegos de tarjetas, os puedo decir que los más sencillos suelen ser de tres tarjetas una negra, otra gris y otra blanca y suelen costar unos 15€-20€ dependiendo de la calidad de los mismos.


domingo, 6 de septiembre de 2015

Vamos a fotografiar a la luna, pero hagámoslo bien


Muchas de mis entradas se generán de las preguntas que me hacéis por mail de forma privada, pero al parecerme interesantes, suelo escribir algo sobre esa pregunta para que así todos podáis ser partícipes de estas cuestiones que suelen ser muy interesantes.

Una de ellas, que suele ser bastante reiterativa es como se puede fotografiar la luna y que nos quede bien, y digo bien, porque si os habéis dado cuenta no es tan fácil hacerlo, por muchas razones:

1) La primera porque se mueve y porque nos movemos nosotros también.

2) La segunda porque no atinamos hacerlo, o nos sale sobreexpuesta o nos sale muy lejana o simplemente sale un borrón, en fin un desastre.

3) Otras veces porque pensando que la luna esta en el infinito ajustamos directamente en el objetivo el ajuste de distancia "a tope" porque muchas veces no podemos enfocar bien debido a la poca luz que se tiene y el sistema de enfoque responde mal, y pensamos que ahí en esa posición de tope de enfoque nos saldrá la luna nítida ¿no lo habéis comprobado? al final veréis que si lo colocáis ahí  nos sale borrosa.

En fin por multitud de cosas que se nos escapan y que hoy quiero intentar explicaros para que lo hagáis con alguna garantía.

Empezamos primero con el enfoque y os voy a explicar algo que quizás no sabéis y que está relacionado con este enfoque "a infinito a tope"  y es que si ponéis a mano el aro de distancias a tope pensando que está ahí el infinito, como ya os he comentado previamente, no enfocaréis bien a algo tan lejano como la luna.

La idea que debéis meteros en la cabeza, es que el enfoque en infinito no está exactamente al final del recorrido del anillo de enfoque.


¿Y dónde está entonces? pues está un poco antes de ese "tope" porque esa posición de enfoque a infinito depende de la temperatura y varia su posición con ella, daros cuenta que los cristales del objetivo tienden a variar milimétricamente según la temperatura y por tanto el enfoque también.

Esa "L" que os he marcado (y que viene en los objetivos) indica su posible recorrido de forma que puede estar en cualquier punto de esa "L" invertida, dependiendo como digo de la temperatura a la que estéis, aunque a temperatura ambiente de 25ºC está justo al principio. 

Esto recordarlo, porque si no podéis fotografiando a la luna tener cosas así si ajustando a mano al final del recorrido del objetivo: