domingo, 7 de julio de 2013

Simulando Luces con Photoshop



Hay veces que al tomar una foto nos hubiese gustado contar con una luz en alguna zona de la imagen para poder representar un cierto ambiente, pero en ese momento, por la razón que sea no la tenemos, en este pequeño artículo se va a ver cómo como se puede añadir una luz  a posteriori a cualquier imagen de forma sencilla con Photoshop.

Este procedimiento fue uno de los primeros que aprendía de Photoshop porque me gusto mucho y me pareció muy curioso, piénsese que en aquella época todo esto me deslumbraba, pero aun hoy, creo que es un efecto muy interesante de describir.

Para esto voy a partir de una foto cualquiera de una calle oscura para que se vea bien el efecto. Esto se puede hacer en cualquier foto, siempre que se tengan en cuenta el tipo de zona a iluminar. Los retratos para esto son perfecto poniendo luces detrás de fondo, que conste que he querido hacer un retrato a una persona para esto y no ha querido, así es que tendré que mostrarlo con la fotografía de la calle.

Voy a realizar la explicación directamente sobre esa fotografía, de esta forma creo que es más fácil entender el proceso y  además también creo que se puede seguir mucho mejor.
Empezamos abriendo Photoshop y cargando la imagen.

 

Lo primero que voy a hacer es abrir una nueva capa donde creare  la luz, para ello con el ratón pulso en capa y luego en nueva capa, de esta forma se crea una capa vacía.


 Una vez situados en esta capa, desactivo la capa fondo quitando el “ojito” que aparece al lado de la misma y selecciono un pincel (octavo icono del panel izquierdo empezando por arriba) con dureza cero y color negro, una vez elegido el pincel pinto de negro un círculo, que simulará una luz circular, da igual donde se cree este círculo, porque luego se puede mover para colocarlo donde nos parezca.


Posteriormente con el mismo pincel, pinto encima del color negro un color blanco, esto va a dar más realidad a luz, el color blanco se selecciona debajo en el interfaz derecho.


Ya tengo acabada la luz, ahora vuelvo a activar la capa fondo, de la misma forma que la desactive, acordaros del ojito que ahora debe aparecer.


Como se puede apreciar sale un foco algo irreal, por lo que para que sea más real, aplico sobreexponer color en el desplegable superior que esta encima del interfaz de capas.


Y ajusto seguidamente el relleno para dejar la intensidad que mejor se adapte a nuestros propósitos, en mi caso coloco un 86%. Fijaros que podría ser la luz de un foco concentrado desde donde se ha hecho la foto.
Ahora la luz ya es más real.


Como la puedo mover con el ratón donde quiera, la puedo poner en cualquier sitio con el cursor.



Como veis es sencillo y muy fácil de hacer, y la imaginación es parte de este juego, otro ejemplo:

Imagen inicial unos libros en una estantería


Con la luz generada a modo de linterna y colocada en el hueco oscuro entre libros, hasta casi se ve el polvo.

 
Es un efecto sencillo con múltiples aplicaciones

5 comentarios :

  1. genial, como siempre
    De lo mejor de Internet

    Muchas gracias por tu tiempo y de tu generosidad por compartir conocimientos...

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias, es muy fácil de hacer y eficaz para dar ese toque de luz... siempre aprendiendo

    ResponderEliminar